fbpx

Síguenos en RRSS

La retórica: vestir las palabras desnuda la verdad

La retórica: vestir las palabras desnuda la verdad

La retórica es una disciplina que estudia el empleo del lenguaje para convencer, persuadir y emocionar a los oyentes. Un discurso retórico se utiliza para influenciar la audiencia a través del uso del lenguaje.

Los oradores retóricos utilizan variados recursos para argumentar, desarrollar y presentar sus ideas de manera convincente. Estos recursos incluyen el uso de palabras, frases, metáforas, figuras retóricas, anécdotas y referencias.

El uso adecuado de la retórica permite a los oradores desarrollar un discurso convincente e influyente que cale en la audiencia. Un buen discurso retórico no solo se dirige a la razón, sino que también influye en los sentimientos de la audiencia.

Los oradores retóricos desarrollan habilidades para persuadir y motivar a la audiencia a pensar y actuar de una manera determinada.

La retórica es una herramienta útil para los oradores que desean comunicar con éxito sus ideas a la audiencia.

Principales figuras de la retórica

Las principales figuras de la retórica son fórmulas que permiten utilizar palabras fuera de sus usos convencionales.

Veamos las más preponderantes.

Hipérbole

Es cuando se aumenta o disminuye en exceso cualquier expresión.

Ejemplo:

Tengo tanto hambre que me comería una vaca entera.

Jóvenes que hablan emplean la retórica.

Personificación

 Esta figura consiste en darle personalidad a objetos o conceptos abstractos.

Ejemplo:

El tiempo es oro. 

Hipérbaton

 Esta figura retórica consiste en la alteración del orden natural de las palabras.

Ejemplo:

Si mal no recuerdo, cuando el orden lógico sería «si no recuerdo mal…”.

Paradoja

Se produce cuando se enfrentan dos conceptos contradictorios. 

Ejemplo: Si quieres paz, prepárate para la guerra.

Antítesis

Es la oposición entre dos expresiones o ideas. Se diferencia de la paradoja por no tener contradicción entre las oraciones o palabras que se contraponen.

Ejemplo:

Quiero olvidarte y sin querer te recuerdo.

Onomatopeya

Representa de manera escrita un sonido.

Ejemplo: Miau, por el maullido del gato.

Ironía

Se trata de decir una cosa dando a entender justo lo contrario.

Ejemplo:

¡Menos mal que te hice caso! Se quiere dar a entender lo contrario (“por hacerte caso, mira qué ha pasado”).

Pleonasmo

Se emplea para dar redundancia a una afirmación o situación.

Ejemplo:

Lo vi con mis propios ojos.

Perífrasis

Es agregar más vocablos de los necesarios para explicar algo de manera indirecta o dando rodeos.

Ejemplo:

José dio ayer su último suspiro por decir «José murió ayer».

En ATMÓSFERA CREATIVA tenemos este y otros artículos para ti. Por ejemplo, revisa la siguiente nota.

Somos la Casa de las Ideas.

]]>
spot_imgspot_img

Más de este tema

Atmósfera Creativa: Una familia que conjuga unión y talento

En Atmósfera Creativa no solo somos un equipo, somos...

Educación online: La cátedra digital de Atmósfera Creativa

¡Descubre una nueva forma de aprender con Atmósfera Creativa!...

Producción Audiovisual: Historias que capturan la esencia de tu marca

En Atmósfera Creativa, la Casa de las Ideas, somos...

Comunicaciones Corporativas: La voz estratégica de tu institución

En el ámbito corporativo las comunicaciones van más allá...
spot_imgspot_img