fbpx

Síguenos en RRSS

Las fuentes informativas: de allí sacia su sed el ansia noticiosa

Las fuentes informativas son fundamentales para la recolección de información y la consecución de datos que nos permitan realizar diferentes actividades. Estas pueden ser clasificadas de diversas maneras, como lo son en base a su origen (personales y documentales), características (activas y pasivas), participación (implicadas y ajenas), calidad de la información (favorable y desfavorable) y nivel de complejidad (neutras y técnicas).

Las fuentes informativas: personales y documentales

Las fuentes informativas personales son aquellas que provienen directamente de la fuente, como entrevistas, interrogatorios, encuestas, etc. Estas permiten la obtención de datos y opiniones directas de la fuente, con el objetivo de construir una información de calidad. Por otro lado, las fuentes documentales son aquellas que provienen de documentos ya elaborados, como libros, periódicos, revistas, etc. Estas permiten obtener la información de manera indirecta, sin necesidad de contactar con la fuente.

Las fuentes informativas personales son aquellas que provienen directamente de la fuente, como entrevistas, interrogatorios, encuestas, etc

Las fuentes informativas según su característica

Las fuentes informativas pueden clasificarse también según su característica, como activas y pasivas. Las fuentes activas son aquellas que generan información en tiempo real, como los medios de comunicación, las redes sociales, etc. Estas permiten conocer en tiempo real lo que ocurre en el mundo. Por otro lado, las fuentes pasivas son aquellas que generan información en tiempo no real, como los libros, revistas, etc. Estas permiten conocer información del pasado, pero con la ventaja de que esta información se encuentra ya recopilada y organizada.

Las fuentes informativas según su participación

Las fuentes informativas también pueden ser clasificadas según su participación, como implicadas y ajenas. Las fuentes implicadas son aquellas que participan directamente en la obtención de la información, como las entrevistas, interrogatorios, etc. Estas permiten recopilar información de primera mano y por tanto con mayor calidad. Por otro lado, las fuentes ajenas son aquellas que no participan directamente en la obtención de la información, como los libros, revistas, etc. Estas permiten obtener información de manera más indirecta y sin necesidad de contactar con la fuente.

Las fuentes informativas también pueden ser clasificadas según su participación, como implicadas y ajenas.

Las fuentes informativas según la calidad de la información

Las fuentes informativas también pueden ser clasificadas según la calidad de la información proporcionada, como favorable y desfavorable. Las fuentes favorables son aquellas que proporcionan información favorable para el tema que se está tratando, como los medios de comunicación, las redes sociales, etc. Estas permiten obtener una visión positiva del tema. Por otro lado, las fuentes desfavorables son aquellas que proporcionan información desfavorable para el tema que se está tratando, como libros, revistas, etc. Estas permiten obtener una visión más crítica y realista del tema.

Las fuentes informativas también pueden ser clasificadas según la calidad de la información proporcionada, como favorable y desfavorable.

Según su nivel de complejidad

Finalmente, las fuentes informativas pueden ser clasificadas según su nivel de complejidad, como neutras y técnicas. Las fuentes neutras son aquellas que proporcionan información de un nivel básico y general, como los medios de comunicación, las redes sociales, etc. Estas permiten obtener una visión más superficial del tema. Por otro lado, las fuentes técnicas son aquellas que proporcionan información de un nivel más avanzado y específico, como libros, revistas, etc. Estas permiten obtener una visión más profunda y detallada del tema.

Oficiales y oficiosas

Por último, las fuentes informativas también pueden ser clasificadas según su origen, como oficiales y oficiosas. Las fuentes oficiales son aquellas que provienen directamente de la fuente, como los medios de comunicación, el gobierno, etc. Estas permiten obtener una visión más objetiva del tema. Por otro lado, las fuentes oficiosas son aquellas que provienen de una fuente no oficial, como la opinión de expertos, la información de la prensa, etc. Estas permiten obtener una visión más subjetiva del tema.

Interesante tema el que ha desplegado para ti ATMÓSFERA CREATIVA. Y así como este post tenemos en nuestra página toda una gran variedad de artículos. Por ejemplo, aprovechamos para recomendarte la lectura de la nota titulada «El hecho noticioso: como la cédula de identidad del periodismo«.

Recuerda, somos la Casa de las Ideas.

Referencias: https://www.uv.es/cibisoc/tutoriales/trabajo_social/22_las_fuentes_de_informacin.html, https://concepto.de/fuentes-de-informacion/, https://www.ugr.es/~anamaria/fuentesws/Intro-FI.htm.

]]>
spot_imgspot_img

Más de este tema

spot_imgspot_img