fbpx

Síguenos en RRSS

Diseño que Comunica: Claves para un Diseño Gráfico Efectivo en el Marketing

Diseño que Comunica: Claves para un Diseño Gráfico Efectivo en el Marketing

El diseño gráfico es una disciplina que combina arte y comunicación y que tiene una gran importancia en el marketing. El diseño gráfico no solo sirve para crear imágenes bonitas o llamativas, sino que también tiene el poder de transmitir mensajes, emociones, valores e identidad. Un buen diseño gráfico puede hacer la diferencia entre captar la atención de tu público objetivo, generar confianza y fidelidad, o pasar desapercibido y perder oportunidades.

Como diseñador gráfico joven, entusiasta y apasionado por el diseño, quiero compartir contigo algunas claves para lograr un diseño gráfico efectivo en el marketing, basadas en mi experiencia y en los consejos de expertos en la materia.

Conoce a tu audiencia

El primer paso para crear un diseño gráfico que comunique es conocer a tu audiencia. ¿A quién quieres llegar con tu mensaje? ¿Qué necesidades, gustos, intereses y valores tiene? ¿Qué tipo de lenguaje visual le resulta más atractivo y comprensible? Estas son algunas preguntas que debes hacerte antes de empezar a diseñar, para adaptar tu propuesta a las características y expectativas de tu público.

Define tu objetivo

Entretener, educar, inspirar? ¿Qué acción quieres que realice tu audiencia después de ver tu diseño? ¿Comprar un producto, visitar una página web, seguir una cuenta de redes sociales, suscribirse a un boletín, compartir una publicación? Estas son algunas preguntas que debes responderte antes de continuar con tu diseño, para enfocar tu mensaje y tu estrategia.

Elige los elementos adecuados

Elementos del diseño gráfico

El tercer paso es elegir los elementos adecuados para tu diseño gráfico. Estos elementos incluyen el color, la tipografía, las formas, las imágenes, los iconos, los símbolos y otros recursos visuales que puedes usar para crear tu composición. Cada elemento tiene un significado y una función específica, y debes seleccionarlos con criterio y coherencia. Veamos.

El color es uno de los elementos más importantes del diseño gráfico, ya que influye en la percepción y la emoción de las personas. El color puede transmitir sensaciones como calidez, frialdad, alegría, tristeza, energía o tranquilidad. Además, el color puede ayudarte a crear contraste, armonía y jerarquía en tu diseño. Por eso, debes elegir una paleta de colores adecuada a tu mensaje y a tu audiencia.


La tipografía es otro elemento clave del diseño gráfico, ya que es la forma visual de las palabras. La tipografía puede expresar personalidad, estilo y tono de voz. Además, la tipografía puede facilitar o dificultar la lectura y la comprensión de tu mensaje. Por eso, debes elegir una fuente legible, acorde con tu contenido y a tu público.


Las formas son otro elemento esencial del diseño gráfico, pues pueden crear estructura, orden y equilibrio en tu composición. Las formas pueden ser geométricas (círculos, cuadrados, triángulos) u orgánicas (curvas, irregulares), y pueden transmitir diferentes sensaciones. Por ejemplo: las formas redondas pueden sugerir suavidad y amabilidad; las formas angulares pueden sugerir fuerza y dinamismo; las formas orgánicas pueden representar naturalidad y creatividad.


Las imágenes son otro elemento fundamental del diseño gráfico, ya que pueden captar la atención e ilustrar el mensaje de forma rápida y efectiva. Las imágenes pueden ser fotografías (reales o editadas), ilustraciones (digitales o manuales), gráficos (estadísticos o informativos) u otros tipos de representaciones visuales. Lo importante es que las imágenes sean de calidad, relevantes y coherentes con el texto y con el objetivo.
Aplica los principios del diseño.

Principios del diseño gráfico

El cuarto paso es aplicar los principios del diseño para crear una composición armoniosa y funcional. Estos principios son las reglas básicas que debes seguir para organizar los elementos de tu diseño gráfico de forma lógica y estética. Algunos de estos principios son:

El contraste: se refiere a la diferencia entre los elementos de tu diseño, como el color, el tamaño, la forma o la posición. El contraste puede ayudarte a crear interés, énfasis y claridad en tu diseño.

La alineación: se refiere a la disposición de los elementos de tu diseño en relación con un eje o una referencia. La alineación puede ayudarte a crear orden, cohesión y legibilidad en tu diseño.

La repetición: se refiere a la utilización de los mismos elementos o patrones en tu diseño. La repetición puede ayudarte a crear ritmo, consistencia y unidad.

La proximidad: se refiere a la distancia entre los elementos de tu diseño. La proximidad puede ayudarte a crear agrupación, relación y organización en tu diseño.

El balance: se refiere a la distribución del peso visual de los elementos de tu diseño. El balance puede ser simétrico (igual a ambos lados), asimétrico (diferente pero equilibrado) o radial (desde el centro hacia afuera). El balance puede ayudarte a crear estabilidad, dinamismo y armonía.
El espacio: se refiere al área vacía o negativa entre los elementos de tu diseño. El espacio puede ayudarte a crear respiración, contraste y énfasis.

Prueba y evalúa tu diseño

El quinto y último paso es probar y evaluar tu diseño gráfico antes de publicarlo o entregarlo. Para ello, puedes pedir la opinión de otras personas, preferiblemente de tu público objetivo, y preguntarles qué les parece tu diseño, qué les transmite, qué les gusta y qué les disgusta. También puedes usar herramientas online para medir el impacto y la efectividad de tu diseño, como por ejemplo:

Google Analytics: es una herramienta gratuita que te permite analizar el tráfico y el comportamiento de los usuarios en tu página web o blog, y ver qué páginas o contenidos tienen más visitas, más tiempo de permanencia, más interacciones o más conversiones.
Canva Pro: se trata de una herramienta de pago que te permite crear diseños gráficos profesionales y personalizados para diferentes plataformas y formatos, y que también te ofrece funciones como el análisis de contenido, el test A/B, el generador de palabras clave o el optimizador de SEO.
Coolors: es una herramienta gratuita que te permite generar paletas de colores armoniosas y originales para tus diseños gráficos, y que también te ofrece opciones como el ajuste de tonos, el contraste, la temperatura o la saturación.
Estas son algunas claves para lograr un diseño gráfico efectivo en el marketing, pero recuerda que lo más importante es que disfrutes del proceso creativo y que expreses tu pasión por el diseño. Como dijo el famoso diseñador gráfico Milton Glaser: “No hay nada más gratificante que hacer algo que te gusta hacer y hacerlo bien”.

Espero que este artículo te haya sido útil e interesante. Si quieres saber más sobre el diseño gráfico y el marketing, te invito a seguir nuestras redes sociales: Instagram y Twitter (@atmcreativa), Facebook (Atmosfera Creativa). Allí podrás encontrar más consejos, inspiración y recursos para mejorar tus habilidades como diseñador gráfico. ¡Te esperamos!

spot_imgspot_img

Más de este tema

Atmósfera Creativa: Una familia que conjuga unión y talento

En Atmósfera Creativa no solo somos un equipo, somos...

Educación online: La cátedra digital de Atmósfera Creativa

¡Descubre una nueva forma de aprender con Atmósfera Creativa!...

Producción Audiovisual: Historias que capturan la esencia de tu marca

En Atmósfera Creativa, la Casa de las Ideas, somos...

Comunicaciones Corporativas: La voz estratégica de tu institución

En el ámbito corporativo las comunicaciones van más allá...
spot_imgspot_img